Deportes

La Villa goleó a Argentino en el clásico del Clausura

FestejoGolLR
Rodríguez festeja con Paoloni la apertura del marcador en una tarde a puro festejos para los locales

En un partido de gran rendimiento en todas sus líneas, el equipo rojo dejó escrito un resultado histórico para los clásicos de la ciudad. Los dirigidos por Ricardo Peralta cerraron la tarde soñada derrotando a Argentino por 5 a 1 y sumaron para escalar en la tabla de posiciones.

En la previa del clásico ni el más fanático de Villa Argentina se esperaba un resultado como el que se registró en los 90 minutos de juego. Los locales buscaban un triunfo por varios motivos, para sumar puntos y además para mejorar el ánimo en un torneo donde sólo ganó un partido.

Y a los 9 minutos de juego pudo empezar a escribir la historia de una goleada. Una distracción en la defensa albirroja obligó a Bottallo a salir a buscar la pelota que parecía alcanzar Ceballos. El arquero terminó golpeando al delantero y el árbitro Oyola sancionó penal. Lucas Rodríguez metió un remate fuerte para cambiar por gol y abrir el marcador.

El trámite del partido continuó similar, Argentino no lograba encontrar el partido en el medio campo donde los de amarillo ganaban todas las pelotas.

Encima antes de los 20 minutos Bonetto metió un frentazo tras un corner desde la derecha que dejó sin chances al arquero y aumentar el marcador a 2 a 0.

Argentino intentó reaccionar con juego por la banda izquierda, pero no podía superar la marca de los volantes de Villa Argentina ni la defensa. Además Suárez tapó un par de pelotas que podrían haber tocado la red.

Una nueva jugada colectiva generó el tercero de la tarde. Paoloni, Rodríguez, Ceballos y Molina parecían imparables y aprovechó Gonzalo Fernández una serie de rebotes en el área para rematar y marcar el 3 a 0.

Antes del cierre Argentino descontaba con una jugada por izquierda que terminó en centro y remate solo en el segundo palo de Giraudo.

Casi sin variantes en el trámite comenzó el complemento. Argentino insinuaba buscar otro gol pero no lograba sobresaltar a la Villa. Y cuando ya se habían transcurrido 22 del cronómetro apareció Alexis Ceballos para sacar un remate fuerte dentro del área y marcar el 4 a 1.

Entre los principales argumentos para sostener la victoria aparecía la actitud de los volantes centrales, el orden de la defensa y el despliegue de los delanteros. Además los cambios que mandó Peralta al campo de juego rindieron y le aportaron al equipo un potencial extra.

Cuando restaba 1 minuto para los 90 finales apareció el incansable Molina por derecha y definió con un remate una jugada que había comenzado desde el sector opuesto. El abrazo con el entrenador de parte de los jugadores reflejaba la felicidad por el resultado logrado, entendiendo que cuando se juega de manera colectiva el final es más probable que sea el esperado.