Regionales

Bell Ville da el ejemplo de inclusión social

elias-2Desde el jueves hasta el próximo sábado personas con capacidades diferentes desarrollarán actividades en comercios y entidades oficiales de la ciudad en el marco de una nueva edición del programa de inclusión “Cierra los ojos y ponte en mi lugar”. La iniciativa contó con un entrenamiento previo en los días pasados de quienes forman parte de comunidades educativas y asociaciones bellvillenses de personas con capacidades diferentes. (Foto: Diario Marca)


La edición 2014 del programa tiene como novedad que los participantes estarán en actividad durante varios días en diferentes tareas comunes de la vida diaria. Se trata de integrar desde un punto a quienes padecen alguna discapacidad, sea física o intelectual, dentro de las posibilidades que tenga de realizar la acción.
Los impulsores de la iniciativa social “Cierra los ojos y ponte en mi lugar”, aseguraron que “se extenderá desde este jueves hasta el sábado e implicará que personas con capacidades diferentes atenderán y prestarán servicios en comercios y entidades oficiales de distinto tipo”.

Si bien la medida de inclusión se desarrolla desde hace 4 años, hubo una modificación y se contó con la participación de más organismos de la comunidad.

A través de un comunicado se informó que participan las diferentes entidades que trabajamos con personas con discapacidad como la sección de Rehabilitación y Recreación del departamento de Salud Mental del Hospital, Instituto “María Montessori”, Centro Integral de Rehabilitación, Crusamen, Área de discapacitados visuales de la Biblioteca “Ramón J. Cárcano”, Asociación de Discapacitados Bellvillenses, Centyr Salud, Centro Integral de Rehabilitación, Escuela Municipal para Discapacitados Auditivos “León Luis Pellegrino”; junto con la Cooperativa de Trabajo Sudeste Ltda.

“Este año tenemos la intención de llevarla a cabo durante dos o tres jornadas en las que el público pueda tener más acceso al trato directo con personas con discapacidad. La idea es que podamos participar en la atención al público para que el público del comercio pueda interactuar desde lo vivencial con personas con discapacidad y lograr acercarse al hacer cotidiano de una persona con necesidades especiales. Sabemos que los seres humanos actuamos y reaccionamos solo ante lo vivenciado y es por ello que en un tema tan sensible como el de la discapacidad, hasta que no nos enfrentamos y actuamos junto a una persona con alguna discapacidad no alcanzamos a dimensionarlo, aunque sea solamente en el aspecto del comportamiento”, indicaron.

“La finalidad también es que los comercios puedan tomarlos como empleados, al menos para realizar una pasantía”, afirmaron Héctor Stassi y Adelqui Cechetto desde la entidad que agrupa a los comercios.

En los días previos algunos bares abrieron sus puertas a quienes deseaban practicar y conocer el lugar donde iban a desarrollar la tarea durante las próximas jornadas.

Cabe destacar que para los organizadores, desde el primer momento el objetivo de la jornada fue conmemorar la semana de la discapacidad realizando actividades que promuevan la concientización de la población y la sensibilización hacia el tema.

Se eligió esa fecha por su proximidad con el festejo del “día de la Madre”, en razón de que para entonces, la zona comercial será el lugar más concurrido de la ciudad.