policiales

Caso Bortot: el juicio se traslada a Inriville para una inspección ocular

El juicio por el crimen de Mariela Bortot, que comenzó a mediados de la semana pasada, continuará con una inspección ocular en la zona donde fue encontrado el cuerpo. Hasta el momento pasaron numerosos testimonios que aportaron material para la causa y algunos de ellos posicionaron al imputado Juan Ramón Rodríguez en el lugar donde desapareció la mujer.

El fiscal de Cámara Pedro Guerra solicitó al tribunal, presidido por Gustavo Garzón, que se realice una inspección ocular en la zona rural cercana a Inville. La intención es recorrer junto a los magistrados e integrantes del Jurado Popular los diferentes lugares que figuran en la causa por aporte de los testimonios.

“Pedí la inspección ocular porque queremos ir al lugar de los hechos para tener una apreciación conjunta donde sucedieron los hechos. Todo conforme a lo que declararon los testigos, queremos visualizar los lugares para tener una apreciación en conjunto al material probatorio”, expresó el representante del Ministerio Público a Radio Ciudad.

Cabe desacatar que durante los primeros pasos de la investigación se realizaron procedimientos en diferentes sectores. El más recorrido fue donde se
halló una ojota que pertenecía a Mariela.

Luego los integrantes del tribunal visitarán la zona donde fue hallado el cuerpo, donde fue vista por última vez por los testigos y también donde el único imputado realizaba sus tareas rurales.

Testimonios que sumaron

Para el fiscal Guerra los testimonios que se incorporaron al juicio, cerca de 30, fueron fundamentales para avanzar con el proceso. Durante la instrucción se recopilaron 114 testigos, por lo que los abogados que participan del juicio cuentan con una buena cantidad de posibilidades.

Guerra expresó que “pasaron 26 testigos bastante positivos para el Ministerio Público. Analizándolos en conjunto nos llevan a confirmar lo que habría ocurrido el día que desapareció Mariela Bortot”.

Según fuentes judiciales consultadas, una buena cantidad de testigos posicionaron a Rodríguez en el lugar donde fue vista por última vez Bortot. Por lo que el balance de las primeras jornadas para el imputado de homicidio en criminis causae y abuso sexual fue negativo.

Para muchos llamó la atención la presencia de Jorge Orellano, el ex policía que estuvo detenido e imputado por la desaparición de Mariela.

“La incoporación de Jorge Orellano es positiva para el proceso, en esta oportunidad está obligado a decir la verdad porque si incurre en falso testimonio podría terminar detenido”, remarcó Guerra.