Regionales

Covid-19. El sistema sanitario regional llegó al límite de su capacidad

El COE Regional Villa María dispuso para los 71 municipios que tiene bajo su jurisdicción una nueva restricción horaria para todas las actividades habilitadas, incluidos bares y restaurantes, hasta el 4 de octubre. La medida tiene como objetivo bajar el número contagios ya que el sistema sanitario alcanzó el límite de su capacidad para dar una respuesta adecuada a pacientes que demandan internación.

La medida es analizada por las autoridades municipales de Marcos Juárez, quienes deberán prever cómo se aplica en una ciudad con flexibilidad casi total desde hace algunas semanas. Las restricciones recomendadas son por 14 días, y cada municipio pueda ajustarlas de acuerdo a lo que crea conveniente.

El texto que llegó al municipio local indica que en los últimos días la región, compuesta de 71 municipios, ha experimentado «un aumento considerable de contagios de Covid-19, que han llevado al límite la capacidad de la infraestructura sanitaria para prestar atención a las personas que requieren tratamiento con internación». Una de las razones fue que el Hospital Regional Luis Pasteur de Villa María ha brindado asistencia al corredor de la Ruta Nacional 158, en especial a las personas afectadas por el brote de contagio en la ciudad de Río IV.

Además indican que se registró un aumento en el porcentaje de pacientes afectados que requieren internación, más allá de la menor cantidad de hisopados que se realizan.

Durante el fin de semana se desarrolló una reunión encabezada por Sergio Arroyo, director del COE Regional Villa María, en la que participaron intendentes y referentes comunales de los municipios que lo integran. En este encuentro se consensuaron las acciones a implementar en toda la región «a los fines de minimizar la circulación de personas». Las nuevas medidas se aplicaran en las localidades que adhieran hasta el 4 de octubre.

Las nuevas medidas

El primer punto establece que todas las actividades comerciales, administrativas, culturales, gastronómicas deportivas y recreativas «se deberán llevar cabo entre las 8 y las 20 horas, quedando terminantemente prohibido el desarrollo de cualquier actividad fuera de ese horario». Solo quedan exceptuadas de la limitación horaria las actividades de farmacia, urgencias médicas, expendio de combustible e industrias dedicadas a la producción de alimentos e insumos de la industria alimenticia.

Por otra parte, las actividades deportivas «se podrán practicar en forma individual y dentro del horario permitido, por lo que queda restringida la práctica deportiva de carácter grupal.

Respecto a las acciones desarrolladas al aire libre, el COE prevé que deban desarrollarse en el horario habilitado y con riguroso cumplimiento del protocolo de bioseguridad individual, manteniendo el distanciamiento de 2 metros, con utilización de barbijo y con higienización permanente de manos. «No esta permitido la detención y permanencia en el lugar por más de 15 minutos, como así tampoco la utilización del mobiliario urbano o deportivo que se encuentra instalado en los espacios públicos», remarca.

Uno de los puntos claves a los que hace referencia la disposición es el cumplimiento de la ocupación en lugares cerrados. «Se solicita respetar el factor de ocupación del 50% en todos aquellos espacios cerrados en los que se realizan las actividades autorizadas, siendo a cargo de los responsables, titulares, encargados del espacio hacer cumplir el protocolo de bioseguridad individual», expresa.