Locales

Diego Barrera: «el porta pañuelo es el último recurso si no se tiene un barbijo comprado»

En entrevista con LA INFO Diego Barrera precisó detalles de su proyecto y sostuvo que lo sigue llamando «porta pañuelo para rostro» para evitar la controversia que hay en el mundo con respecto al uso del barbijo común o «cubrecara». Agregó que lo basa en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de utilizar un «pañuelo» o «cubrerostro» en caso de tener los síntomas y necesitar recurrir al médico (más de todo por lo que uno exhala y contamina al hablar, toser, etc).

Barrera insiste mucho en que «es un elemento para tener en casa como un paraguas, no es para salir a la calle siempre ya que aún no es de uso obligatorio (como sí lo es en Catamarca, por ejemplo), pero si así llegara a ser, es el último recurso si no se tiene un barbijo comprado. Aclaramos bien esto porque hoy hay controversias al respecto y no queremos meternos en una discusión que se desarrolla a nivel mundial entre oriente y occidente por este punto (cabe aclarar que quienes hoy saben cómo pelear esta pandemia lo recomiendan). De cualquier forma, nosotros insistimos en que no es un producto médico, es un elemento de higiene personal que se utiliza en los casos antes dichos».

¿Cómo comenzó la idea?

Esto lo comencé con la doctora Blundo que es Vicedirectora del IPET y con mi mujer que es ex becaria de CONICET hicimos una amplia investigación sobre su utilización, tenemos todo el material científico a nivel internacional que lo respalda. Sabemos que en todos los países comenzaron diciendo que no era necesario el uso de cubrecara y finalmente (en medio de la pandemia) lo hicieron de uso obligatorio. Las fuentes más confiables (como la Universidad de Cambridge) dicen que es mejor que salir con la cara descubierta. Y otras como el CDC de EEUU lo termina aconsejando a sus médicos si llegan a quedarse sin ningún tipo de insumo (algo que pasa en Italia y pasó en China y Corea del Sur).

¿Y el diseño?

Este diseño lo saqué de un grupo de más de 5000 ingenieros y médicos de todo el mundo, donde se comparten los problemas que más aquejan a los países con covid19. Empezó hace dos meses (como está empezando uno local aquí en Argentina) con la temática de los respiradores (que fue por lo que me metí a ese grupo), pero consultando con colegas e ingenieros biomédicos (con quienes trabajamos juntos cuando era Director Técnico ante ANMAT para una fábrica de equipos médicos), todos estuvimos de acuerdo en que es muy riesgoso hacer algo así sin los ensayos pertinentes) o al menos hasta que alguien los haga. Yo estoy esperando un modelo aprobado para replicarlo pero sólo cuando se apruebe en un país de «alta seguridad sanitaria» como dice ANMAT, es decir de Europa o EEUU.

Trabajando en este grupo surge que la mayor escasez de insumos como cubrebocas… Y a través de un video de un ucraniano que hizo de este «porta pañuelo» me di cuenta que era sencillo y muy seguro (hicimos ensayos de termografia y aportamos a este grupo…que fue muy bien recibido)…. Y así fue que arrancamos en nuestra casa con mi impresora 3D y luego gracias a las escuelas técnicas y ahora Alfredo de Walpal ….podremos llegar a toda la población.