Deportes Locales

El albirrojo festejó en el Depetris

Argentino se quedó con el clásico del Apertura tras vencer 2 a 0 a San Martín en el Complejo Rodolfo Depetris y sumar tres puntos para llegar a lo más alto de la tabla de posiciones. Damián Canutto y Joaquín Cabrera fueron los goleadores del encuentro, que tuvo un expulsado a los 39 del primer tiempo.

Con un marco de público acorde para el partido, algo más de mil personas, se jugó el primer clásico entre los equipos de la ciudad que juegan en la Divisional A. El albirrojo volvió a sacar chapa de candidato en este torneo que lo tiene como líder y superó a su rival tanto en el marcador como en el juego.

Durante gran parte del primer tiempo no pasó demasiado. Mucho juego en el medio, con pocas llegadas a los arcos y varias faltas entre los dos. Sin embargo, el visitante mostraba algo más en ataque y tenía un par de chances promediando los 30 minutos.

Y cuando restaban 5 para irse al vestuario, Canutto dio muestras de calidad para pegarle en pelota parada y marcó el primero de la tarde. El zurdo puso el balón en el ángulo más alejado de Di Yenno que se estiró pero no alcanzó a sacarla.

Apenas unos minutos antes del primer gol Juan Francisco Casais recibía la doble amonestación y dejaba a Argentino con 10 hombres. Algo que parecía una buena para el local, pero había que esperar en el complemento para llevarlo a los papeles.

Y el segundo tiempo empezó de una manera inesperada para la parcialidad albiceleste. Otra pelota parada que llegó al área, la baja Paredes para que Joaquín Cabrera la empuje a la red y estampe el 2 a 0. Apenas iban 3 minutos y Argentino ampliaba la ventaja.

El local intentó acortar distancias, sin embargo se encontró con un rival ordenado, bien parado en el medio y con gran despliegue de los volantes y delanteros para colaborar en defensa. Canuto fue una de las figuras, ya que más allá del gol pidió la pelota en todo momento e hizo jugar al equipo lejos del arco de Botallo.

Final del encuentro con alegría para los hinchas albirrojos que se acercaron al Rodolfo Depetris, que además del clásico se quedaron con la punta de la tabla y se llenan de ilusión para el Apertura.