Destacadas Salud

Etiquetado frontal de los alimentos, una legislación necesaria para la salud

El último martes 13 de Julio, se llevó a cabo una nueva reunión de comisiones de la Cámara de Diputados: Legislación General, Acción social y Salud Pública, Industria y Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia para tratar el proyecto de ley en revisión de promoción de la alimentación saludable, etiquetado informativo y visible y prohibición de publicidad de bebidas analcohólicas envasadas que contengan sello de advertencia. Por Lic. en Nutrición Anabella Arias Illanes

Estas comisiones emitieron dictamen a favor del proyecto de ley, por lo que ahora los Diputados deben votar por el proyecto en el recinto. La ley ya tiene media sanción del Senado, desde octubre 2020.

Actualmente, más de la mitad de los argentinos padecen exceso de peso, 1 de cada 10 tienen diabetes y 4 de cada 10 tienen hipertensión arterial. Estas patologías son los factores de riesgo más asociados con el aumento de la tasa de mortalidad.

Una alimentación poco saludable (excesiva ingesta de azúcares, grasas y sodio), guarda una estrecha relación con el desarrollo de estos factores de riesgo y de tantos otros (sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, enfermedades cardíacas, cerebrales, hepáticas y renales).

La ingesta excesiva de estos nutrientes es resultado, en gran medida, de la amplia disponibilidad, asequibilidad y promoción de productos alimentarios procesados y ultraprocesados, que los contienen en cantidades excesivas.

El etiquetado de advertencia en el frente del paquete es una herramienta simple, práctica y eficaz para informar al público sobre productos que pueden dañar la salud y ayudar a orientar las decisiones de compra.

Un estudio realizado por la Universidad Siglo 21, reveló que menos de la mitad de los argentinos lee la información nutricional de las etiquetas y que solo 1 de cada 4 manifiestan tener un entendimiento pleno de la información expresada en las mismas.

La Ley de Etiquetado Frontal tiene como objetivo principal visualizar de manera simple y llamativa, a través de la colocación de sellos negros en la parte frontal del envase, los alimentos que tengan alto contenido de sodio, azúcar, grasas saturadas o calorías.

Este diseño es más efectivo para que el consumidor pueda tomar una decisión de compra informada con mayor facilidad y en menor tiempo.
A nivel regional, en los últimos cinco años, Chile, Perú, México y Uruguay han implementado etiquetas de advertencia en el frente del envase.