Deportes

La Provincia otorgará créditos a gimnasios ante la imposibilidad de abrir sus puertas

En medio del reclamo conjunto de los gimnasios y centros de acondicionamientos físicos de Córdoba, la Provincia presentó una línea de créditos a tasa cero para paliar la situación que atraviesa el sector. Se trata de una asistencia para uno de los rubros más afectados por el aislamiento social, preventivo y obligatorio; que sigue sin tener una noticias sobre cuándo los habilitará el COE.

Los créditos anunciados por el gobernador Juan Schiaretti se ejecutan a través de la Fundación Banco de Córdoba y tienen cuatro meses de gracia. Serán un total de 1.000 préstamos de 30 mil pesos cada uno, a devolver en 12 cuotas fijas de 2.500 pesos. Además se anticipó que los adjudicatarios tendrán 4 meses de gracia.

La asistencia tiene como propósito acompañar financieramente al sector, y está destinada a gimnasios, centros de gimnasias deportivas, centros de pilates y yoga, escuelas de artes marciales y de boxeo.

“Este es un paso más en la cadena de solidaridad que tenemos que tener los cordobeses para atravesar la pandemia«, dijo Schiaretti durante el lanzamiento de la asistencia que totalizará una inversión provincial de 30 millones de pesos.

El presidente de la Cámara de Gimnasios, Marcos Aguade, sostuvo: “Queremos agradecer mucho este paso que hemos dado, tenemos afiliados de gimnasios muy chicos que se han visto afectados y esto además de una ayuda económica marca un buen camino para las relaciones entre el Gobierno, la Agencia y la Cámara de Gimnasios. Esperamos que pronto podamos resolver esta situación”.

Los interesados en acceder a los créditos deberán completar un formulario de solicitud en la web de la Fundación Banco de Córdoba, adjuntando la documentación requerida

Requisitos para acceder

  • Ser una persona física inscripta en un monotributo.
  • Estar inscripta impositivamente con una antigüedad mínima de 3 meses.
  • Contar con habilitación municipal con el rubro gimnasio.
  • Ser titular con caja de ahorro a su nombre en una entidad bancaria.
  • Tener una garantía con recibo de sueldo.
  • No haber accedido a otro beneficio del Estado