Locales

Obras y política en la visita de Frigerio a la ciudad

El Ministro del Interior, Rogerio Frigerio, arribará esta tarde a Marcos Juárez con el objetivo de recorrer diferentes obras que el Gobierno Nacional lleva adelante en la ciudad. La jornada estará teñida de política partidaria ya que también pisarán suelo cordobés cuatro dirigentes provinciales de Cambiemos con proyección para el 2019 y el intendente Pedro Dellarossa tendrá un fuerte respaldo para su reelección en las municipales.

De acuerdo al protocolo, Frigerio llegará a la ciudad pasado el mediodía y realizará un recorrido por diferentes barrios donde se realizan obras. Además, encabezará el acto de inauguración del Plan Hábitat en Barrio Villa El Panal, que se realizará a las 14 horas en la intersección de calles Rivadavia Este y Posta Espinillos.

Uno de los anuncios más esperados por las autoridades locales es la llegada de los fondos para avanzar con la construcción de 200 viviendas, una obra que lleva un atraso de varios meses por la reticencia del Gobierno Nacional a enviar los pagos comprometidos.

Termómetro electoral

Las elecciones municipales de setiembre próximo serán tomadas por la dirigencia nacional y provincial de Cambiemos como el termómetro para medir a la fuerza política que nació en esta ciudad. En el 2014 la alianza conformada por PRO y UCR ganó su primera elección para luego cosechar numerosos éxitos electorales.

Por este motivo, a primeras horas de la mañana se conocieron los «pesos pesados» de Cambiemos que arribarán a Marcos Juárez. El ex embajador de Ecuador, Luis Juez, que tendrá un nuevo cargo dentro del Gobierno, los legisladores Héctor Baldassi y Mario Negri y el intendente de Córdoba Ramón Mestre. Se trata de los 4 dirigentes con mayor peso en el territorio cordobés que estarán en la pelea en el 2019 por encabezar la lista que represente a Mauricio Macri en la contienda electoral Provincial.

Para algunos es el día también en que Dellarossa confirmará su candidatura a una reelección, sin embargo desde el círculo más interno del mandatario no se atreven a asegurarlo.