Locales

Perros peligrosos y animales en situación de calle, normativas locales vigentes y sus desafíos (Por Virginia Tomassini)

Ante los hechos de público conocimiento ocurridos en nuestra ciudad retorno la discusión de un tema recurrente de preocupación de la ciudadanía, la situación de los perros en situación de calle y la de los denominados “perros peligrosos”.


Desde el año 2017 rige la ordenanza 2673 que define “Perros potencialmente peligrosos’ a ”aquellos que sin llegar a dañar a la persona y/o a sus bienes, por su comportamiento temerario y amenazante, impliquen algún riesgo fundado para la seguridad, la salubridad y seguridad pública de quienes pueden verse afectados en su indemnidad personal o en sus bienes, siempre que el animal identificado hubiera recibido al menos tres denuncias en el lapso de tres años que cumplieren con las condiciones requeridas para su formulación” Por otra parte hace mención en su artículo 3 a los perros sin dueño en situación de calle.

Esta ordenanza establece como organismo de aplicación la oficina de Zoonosis Municipal, dependiente de la Secretaria de Salud de la Municipalidad de Marcos Juárez. La norma local contempla la creación de un Registro de perros potencialmente peligrosos que debe contener la información pertinente con respecto a todos los perros peligrosos o potencialmente peligrosos como a sus dueños y/o guardianes, y a los perros sin dueño y/o guardián encontrados en espacios públicos circulando libremente, y lugares masivos de concurrencia de personas que representen un riesgo para la comunidad.

También se contempla el registro voluntarios de perros peligrosos y potencialmente peligrosos, quedando los interesados en su calidad de dueño y/o guardián obligados a cumplir con los deberes derivados de la norma. Si bien ha habido importantes avances aun esta pendiente la aplicación de esta en su plenitud.

Sumado a ello se presenta la preocupación de animales en situación de calle, en este sentido hubo una presentación de los concejales del PJ en el período anterior y dos presentaciones del Bloque Marcos Juárez Somos Todos (PJ-UV) tanto en 2019 como en 2020 que aún siguen en comisión sin ser debatidas.

Este proyecto de ordenanza plantea la realización de un censo CENSO de perros callejeros y el otorgamiento de beneficios impositivos por el término de un año a las personas que adopten alguno de los perros callejeros previamente censados y en condiciones de ser adoptado, además recibiría la provisión de alimento balanceado durante el mimo período. La Municipalidad a través del área Zoonosis tendría la potestad de controlar la efectiva continuidad de la adopción.

La ordenanza también otorgaría la posibilidad de generar convenios con organismos y empresas para el funcionamiento pleno del programa. Proyectos similares se desarrollan en distintas ciudades de la provincia, entre ellas Alta Gracia con impactos positivos en la problemática de los animales en situación de calle.

Ante situaciones tan dolorosas como las ocurridas, deben rediscutirse no sólo las normas existentes y la posibilidad de incorporar nuevas normativas, sino fundamentalmente garantizar la aplicación plena de las ya existentes a través de una mayor presencia estatal pero, sobre todo, el compromiso social y ciudadano para dar solución definitiva a un tema relevante, histórico y que refleja como en tantas otras oportunidades lo indispensable de construir una sociedad, una ciudad, que piense en términos de desarrollo sostenible en todas sus áreas y con sentido de comunidad.

Dra. en Ciencias Políticas