Locales

El 2020 tuvo lluvias por debajo del promedio histórico

Con 750 milímetros totales, el año que finalizó dejó unos de los registros más bajos en materia de lluvias con promedios mensuales menores a los que habitualmente tiene nuestra región. Al mismo tiempo se dio una amplitud térmica amplia entre los -10° marcados en julio contra los 39° de noviembre.

Desde la estación experimental del INTA Marcos Juárez brindaron el habitual informe sobre el registro de lluvias mensuales de la zona. Tal como se preveía, las precipitaciones registradas durante los 12 meses fueron bajas y generaron impacto en los cultivos agrícolas.

Uno de los datos sobresalientes del año indica que la mayor cantidad de milímetros se obtuvieron en el periodo enero – abril, el primer cuatrimestre del 2020. Durante esos 120 días se midieron 650, por lo que el año se posicionaba con buena expectativa para el sector agropecuario.

Sin embargo se atravesó una intensa sequía que dejó meses en los cuales no cayó ni una sola gota. El cuatrimestre que continuó (mayo-agosto) no tuvo lluvias y comenzó a generar inconvenientes en los suelos.

Luego llegó el cierre del año con algo de agua para aliviar y generar humedad. Septiembre marcó 28,5, octubre 51, noviembre 68 y diciembre apenas superó los 30. En el último bimestre, habitualmente se dan las mayores lluvias en la zona, sin embargo el déficit hídrico fue de 130 milímetros en ese periodo.

Contabilizando la totalidad de los días con precipitaciones en la ciudad, el informe de INTA marca que fueron 35, una marca sensiblemente inferior al promedio histórico que supera las 75 jornadas copiosas.

Respecto a las temperaturas, la mínima fue registrada a finales de julio y fue de -10°; mientras que la máxima anual llegó 4 meses después con 39°. Una amplitud térmica poco habitual para la región.