Locales

Una elección accesible y con rechazo al voto electrónico del 2014

El observatorio realizado por el Defensor del Pueblo en la ciudad durante la elección municipal dejó en evidencia el alto rechazo al voto electrónico que tienen los marcosjuarenses. Además destacó la tarea que se realizó para lograr que todos los establecimientos educativos sean accesibles para todos los votantes.

El Defensor del Pueblo arribó a Marcos Juárez para llevar adelante un seguimiento del acto eleccionario con el objetivo de conocer cuáles eran las posiciones de los votantes respecto al sistema electoral, entre otras cosas. El trabajo se realizó en tres mesas testigos en cada una de las seis escuelas en las que se desarrollan los comicios, con esta estrategia se obtuvo representatividad en casi el 30 por ciento de las 68 mesas habilitadas.
Según el informe elaborado, el 74 por ciento consideró «poco transparente» el sistema de boleta electrónica de sufragio. Cabe recordar que en la elección 2010 se utilizó este sistema, y en esta oportunidad se decidió por el soporte de papel.
«Dentro de los tres sistemas usados en la ciudad (boleta única, boleta tradicional y boleta electrónica) el más elegido es el de boleta partidaria tradicional, con casi el 36 por ciento de preferencia», señala el relevamiento.
Por otra parte, de los mayores encuestados, el 60 por ciento se mostró de acuerdo con que voten los jóvenes menores de 18 años. Sin embargo, el dato que se destacó fue que hubo apenas 1 joven que se inscribió para sufragar en estos comicios que pasaron.
Para destacar que antes de las 8 de la mañana todos los establecimientos educativos estaban con sus puertas abiertas, y «no se observaron inconvenientes ni irregularidades en el transcurso de la votación».

Elección accesible

En la totalidad de las escuelas de la ciudad dispuestas para votar hubo elementos de accesibilidad para personas con alguna discapacidad. Y en los seis establecimientos existía el Cuarto Oscuro Accesible (COA), cuya presencia en los colegios está dispuesta por el Código Nacional Electoral.
El aspecto negativo fue la falta de padrones electorales en casi el 70 por ciento de las mesas observadas a primera hora. Un inconveniente que «con el correr de las mañana esa situación se regularizó por la Junta Electoral y el comicio continuó con normalidad».