policiales Regionales

Simularon una muerte por accidente pero se trató de un robo entre hermanos

CoopElecMteBueyLa fiscalía de Instrucción de Marcos Juárez lleva adelante una investigación por el fallecimiento de Lautaro Tejeda (20), oriundo de Leones, quien en un primer momento fue trasladado sin vida a un centro asistencial de Monte Buey por sufrir una descarga eléctrica en un baño precario mientras se duchaba. Sin embargo la posterior detención de  su hermano por el robo de cables de media tensión en la zona rural derivó la causa para descubrir que se habría tratado de un delito cometido por ambos.

El jueves a las 4 de la madrugada se informa sobre el deceso de un joven en Monte Buey por un accidente casero. «Se analizan los dichos de las personas que lo trasladan y hasta ese momento estabamos ante un homicidio culposo, un descuido habría llevado a este resultado», expresó Fernando Epelde, secretario de Fiscalía, a radio Ciudad.

Sin embargo, con el paso de la mañana algunos hechos hicieron cambiar el rumbo de la investigación. Se comenzó a pensar en la presencia del fallecido en un hecho delictivo. La Cooperativa de Electricidad de Monte Buey denunció que en horas de la noche había sido víctima de sustracción de cables de alta tensión.

«Si bien las circunstancias no tenían relación, nos despertó curiosidad, más teniendo en cuenta que el fallecido y su hermano habían tenido relación hechos similares», sostuvo Epelde a la emisora. El robo se dio en el tramo que va desde la localidad a Saladillo.

El avance de la investigación permitió a la fiscalía sostener la hipotesis que los hermanos Tejeda, Lautaro (fallecido) y Esteban, habrían estado sustrayendo cables de alta tensión. «Como consecuencia de una descarga habría causado la muerte de uno y lesiones en otro», remarcó.

Existe una figura del código penal que une el robo y si por motivo de este se produce un homicidio debe ser calificado el delito. «Es más grave que el homicidio simple», explicaron desde fiscalía. Y agregaron que «al preparar el delito debieron prever este fatal desenlace».

Leonardo habría trasladado a su hermano al nosocomio y expresa que habría muerto en el baño de la casa de un amigo, donde hay una conexión precaria. Lautaro llega sin vida, por lo que los profesionales realizan las tareas correspondientes.

El hermano quedó detenido, además de encontrarse cerca de mil metros de cables, y se analiza la detención de otras personas que habrían participado.