Locales

Preocupa la proliferación de basurales ilegales en la ciudad

Los basurales ilegales a cielo abierto en la ciudad continúan siendo un problema que no encuentra una solución definitiva, a pesar de tener sanciones para los infractores. El mayor inconveniente que genera la presencia de residuos en la vía pública es la obstrucción de canales, ya que en épocas de lluvias se producen anegamientos e inundaciones en sectores específicos de la zona urbana.

La publicación en las redes sociales del municipio de una tarea de limpieza realizada en un canal al sudoeste de Marcos Juárez, disparó nuevamente la polémica sobre quienes son los que arrojan los residuos en la vía pública. Las imágenes muestran cómo fue encontrado días atrás el desagüe como consecuencia de los desechos de todo tipo que son dejados en este lugar casi a diario.

En diálogo con Noelia Forgione, responsable del programa «Separemos» de la Municipalidad, indicó que «generalmente ocurre en puntos alejados, en las afueras de la ciudad, como por ejemplo calle Del Niño, Dean Funez y en algunos puntos de Villa Argentina».

«Dentro de las acciones para minimizar los micro basurales, el año pasado hicimos limpieza y concientización con el Rotaract en calle Del Niño, fueron iniciativas de jóvenes que estuvieron muy buenas y se planteaban para repetir este año», informó Forgione.

Luego de realizar una visita casa por casa en algunos barrios de la ciudad, el municipio está armando una estrategia conjunta para que cada vecino tenga su canasto, ayudarlos a no tirar en el barrio.

Al mismo tiempo el municipio comenzó a instalar cartelería en bulevares para evitar que los vecinos dejen sus residuos en estos espacios. Hasta el momento fueron 8 y se instalarán la misma cantidad en los próximos días.

Multas desde 1994

En Marcos Juárez existe una ordenanza que establece multas para quienes sean interceptados arrojando residuos en la vía pública de manera ilegal. La norma fue aprobada en 1994 con el objetivo de evitar que la cantidad de desechos domiciliarios, comerciales e industriales terminen en la cualquier punto e impacten en el medio ambiente.

El artículo 9 expresa que «se encuentra absolutamente prohibido colocar todo tipo de residuos sobre los islotes cen­trales de bulevares y avenidas, plazas y paseos públicos, bienes del dominio público municipal, provincial o nacional, espacios verdes en general; colocar todo tipo de residuos sobre las aceras; y arrojar todo tipo de residuos a las calles pavimenta­das o de tierra, en las cunetas, terrenos baldíos, jardines o viviendas particulares».