Regionales

Schiaretti inauguró la nueva bajada de las Altas Cumbres

El gobernador Juan Schiaretti recorrió la nueva obra que construyó la Provincia que permitirá a los turistas acceder a las localidades del Valle de Traslasierras en un menor tiempo y flujo de automotores. El tramo cuenta con 16 kilómetros de distancia y se extiende desde los empalmes con las rutas Provinciales C – 45 con la E-96 para evitar el cruce por la zona de Valle de Punilla.

Un par de meses antes de que se inicie la temporada turística de verano finalizó la construcción de la mega obra de la Bajada de las Altas Cumbres, el camino que une Falda del Cañete (próximo a Falda del Carmen) con el distribuidor Copina, que conecta con el camino al Valle de Traslasierra.

Este nuevo trayecto cuenta con 16 kilómetros de distancia y permitirá un sensible ahorro de tiempo y kilómetros a los turistas que viajen hacia o desde la zona noroeste de la Provincia.

«El camino fue diseñado para generar una conectividad más rápida hacia y desde el Valle de Traslasierra y evitar el complejo tránsito por la zona urbana de Villa Carlos Paz y de otras comunas del sur del Valle de Punilla. Se extiende desde los empalmes con las rutas provinciales C-45 con la E-96 (en el empalme con la RP14)», indicaron desde el Gobierno de Córdoba.

Además, señalaron que optimiza en tiempo y distancia los recorridos que se conocen hasta hoy. Para llegar al Intercambiador de Copina -el inicio de la ruta 34 hacia las Altas Cumbres-, el automovilista tenía dos alternativas; una de ellas es ir por Villa Carlos Paz y la ruta que vincula con San Antonio de Arredondo, Icho Cruz y Cuesta Blanca. La otra opción es hacerlo por la llamada ruta del Observatorio o Bosque Alegre. En ambos casos, las distancias son mayores: de 36,4 kilómetros (Carlos Paz por la R14) y de 20,3 kilómetros (Bosque Alegre por la E-96).

Medido en distancia, el nuevo camino permite un ahorro del 40 por ciento, pero lo más significativo es el tiempo. Antes de la habilitación de la Bajada de las Altas Cumbres, las dos vías que podían emplear los turistas eran especialmente lentas en temporada alta: una -la del Observatorio- por razones topográficas y la otra, porque es un corredor urbano.

En plena temporada turística, con la nueva traza se puede ahorrar entre 45 minutos y una hora porque se puede hacer fácilmente el recorrido de 16 kilómetros a velocidad permitida; en cambio, cruzar todas las localidades existentes desde Carlos Paz, demanda entre una hora y una hora 20, en días donde hay mucho movimiento.

El nuevo corredor podrá absorber también el tránsito intenso que hasta ahora pasaba por Villa Carlos Paz, San Antonio de Arredondo, Icho Cruz y Cuesta Blanca y que es nutrido porque es un segmento que forma parte de un corredor bioceánico; ya que desde Villa Dolores es posible comunicarse con San Luis, San Juan, Mendoza y, naturalmente, con Chile.

Fuente: Gobierno de Córdoba