policiales

Corral de Bustos: se recupera el juez atacado el viernes

El juez de Control de Corral de Bustos – Ifflinger, Claudio Gómez, se recupera en una clínica de Villa María tras el ataque que sufrió durante la noche del pasado viernes. Mientras que su esposa, también con lesiones por la agresión, se encuentra en un establecimiento de salud de la localidad con fracturas en uno de sus miembros superiores. El atacante fue identificado inmediatamente y se encuentra detenido a disposición de la justicia. (Foto: Multimedios Corral)

La agresión al magistrado local se dio durante la noche del viernes, a pocos minutos de la medianoche, cuando se encontraba junto a su esposa en su vivienda particular. De acuerdo a los testimonios, a las 23,15 horas sintieron un fuerte golpe en la puerta de ingreso, y a los pocos segundos observaron avanzar a un hombre con un objeto cortopunzante entre sus manos.

Sin mediar palabras con los ocupantes de la casa le dio un fuerte golpe a Gómez y le ocasionó varias heridas en la zona del cráneo. Al intentar evitar la agresión, la mujer del magistrado también recibió una agresión del parte del masculino. Luego se retiró en una motocicleta de su propiedad.

Inmediatamente arribó la ambulancia a la vivienda para trasladar al Juez y su esposa, ambos presentaban lesiones de consideración y un estado de shock por lo ocurrido. Tras las primeras curaciones, Gómez fue trasladado a una clínica de Villa María donde se recupera.

La Policía inició un rápido operativo para reconocer al autor, y tras los primeros testimonios de vecinos del lugar pudieron dar con la identidad. Se trataba de Ramón Senegas, un masculino mayor de edad de la localidad. Tras varios minutos de búsqueda el hombre se presentó en la comisaría donde fue reducido y quedó detenido a disposición de la justicia.

Según destaca Multimedios Corral, el agresor había protagonizado días atrás un hecho de violencia contra la sede policial, cuando ocasionó destrozos en el depósito judicial. La justicia le había negado la restitución de su vehículo particular, lo que sería además un motivo para atacar al juez.