Locales

De la economía lineal a la economía circular

¿Por qué al hablar de basura también hablamos de economía? ¿ Qué representa la basura en el circuito económico de una comunidad? Parecen preguntas obvias para algunos y preguntas sin sentido para otros. Lo cierto es que en los últimos 30 años de la humanidad, la basura se ha convertido en un tema de discusión económica en ámbitos académicos, industriales y gubernamentales.

Algo está cambiando en la manera de consumir. El modelo de economía lineal, donde compro – uso – tiro, perjudica gravemente los espacios naturales. El ciclo de vida de un producto, desde la fabricación al descarte, es breve y rápido.

Debido a las altas tasas de contaminación ambiental y a la finitud de los recursos naturales disponibles, se está dando lugar al concepto de circularidad.

La economía circular puede definirse como una estrategia económico-ambiental que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales como la producción de desechos de materia prima virgen, generando un circuito en el cual los materiales descartados pueden volver a introducirse en el sistema productivo.

La circularidad también fomenta el consumo conscientecompro – uso – clasifico – reutilizo – reciclo. Como consumidores podemos direccionar nuestra atención hacia empresas comprometidas con el medio ambiente y que utilicen materia prima proveniente de la recuperación para producir.

¿Qué rol cumple el reciclaje?

Del total de residuos que generamos en casa, el 50% es orgánico, restos de comida básicamente. El otro 50% está compuesto por materiales varios: plásticos, cartones, papeles, metales, vidrios, maderas, etc. Algunos pueden reciclarse y otros no. Pero finalmente podemos decir que un 80% de nuestros residuos hoy, puede reciclarse.

En Argentina, gracias al reciclaje muchas familias tienen ingresos dignos. En las plantas de transferencia y recuperación, de manera manual o con distinta tecnología, se realiza una clasificación de los residuos secos, que luego pasan a las prensas donde se compactan en fardos de aproximadamente 400 kg. Estos materiales vuelven al proceso industrial donde tienen la posibilidad de ser reutilizados para generar nuevamente la materia prima.

¿Por qué separar y reciclar los residuos genera un triple impacto?

– Ambiental: disminuye la contaminación del suelo, el agua y el aire, reduce la extracción de recursos naturales para el proceso industrial.
– Social: los desechos son fuente de inclusión social, brindan trabajo a muchas personas, en especial a las nucleadas en las Cooperativas de recicladores que existen en todo el país.
– Económico: la gestión de los residuos, desde la recolección al tratamiento, constituye una inversión importante de los ciudadanos. Optimizar los recursos del municipio y administrarlos con responsabilidad, garantizan un proceso transparente de gestión pública.
Entonces, la próxima vez que vayas a tirar tus residuos, recordá que para otras personas son recursos y estás contribuyendo a generar una nueva economía.

Por: Licenciada en Comunicación Social María Noelia Forgione