Locales

Un verano caliente en la política local

Arrancó el 2018 y dirigentes de las fuerzas políticas locales pusieron primera en la diagramación de una estrategia con el objetivo puesto en arribar al Palacio 19 de Octubre. Los comicios municipales están previstos para el mes de setiembre, aunque deberá resolverse antes la realización de las PASO.

Las altas temperaturas no han sido un obstáculo este verano para que los partidos comiencen a trabajar en la elaboración de los primemos pasos de campaña. Si bien los actores locales son principales protagonistas, dirigentes provinciales y nacionales miran de reojo lo que sucede y no pierden pisada a las decisiones.

El intendente Pedro Dellarossa no lo confirmó de manera oficial, pero dejó trascender a finales del 2017 que los marcosjuarenses iremos a las urnas en setiembre. La fecha con mayores chances es el domingo 9, ya que coincide con el plazo que debe cumplimentarse según la normativa local.

Con ese domingo en la mira, los partidos locales arrancaron el 2018 con reuniones entre sus integrantes para comenzar a diagramar una estrategia y trabajar en quienes serán los candidatos. En este sentido, no hubo todavía lanzamientos oficiales, de todas maneras ya hay nombres en danza para estar en la contienda.

Por el lado de Cambiemos, la alianza entre PRO y Unión Cívica Radical que gobierna la ciudad desde el 2014, el candidato no escapa de la figura del mandatario actual. Dellarossa expresa ante cada consulta pública que no es una decisión tomada, sin embargo sus allegados y partidarios saben que irá por un nuevo mandato. El objetivo primordial es poder avanzar con algunas de las propuestas que se plantearon en la primer campaña y no fueron concretadas.

En donde se trabajará con mayor intensidad es en la conformación de las listas de Concejales y Tribunalicios de Cuenta. Si bien los cinco concejales oficialistas podrían repetir mandato, consideran dentro de Cambiemos que un recambio podría oxigenar el bloque.

Por la vereda del frente, en los diferentes partidos que son oposición, los primeros meses del año serán fundamentales para el armado de una lista y hasta la conformación de frentes partidarios.

El Partido Justicialista dio el primer paso a finales del 2017 e impulsó a Eduardo Foresi como su candidato. El propio director del Hospital Abel Ayerza se refirió a la posibilidad en los medios locales y manifestó su deseo de competir para llegar a la intendencia.

La jugada del justicialismo tiene como objetivo además la creación de un frente partidario mayor, que integre a todo el peronismo de la ciudad y dirigentes de partidos locales. Las conversaciones comenzaron y se establecieron los primeros contactos. Dirigentes de Unidad Ciudadana, del Frente Renovador y hasta de la Unión Vecinal serán convocados.

Respecto a estas tres fuerzas, cada una trabaja puertas adentro desde hace algunas semanas. Los dirigentes de la vecinal añoran un regreso al Palacio 19 de Octubre tras la derrota del 2014, pero con una división de posturas que intentarán unificar en los primeros meses del 2018.

Por estas épocas, hay numerosos vecinalistas que pretenden una lista encabezada por el ex intendente  Eduardo Avalle, también un sector que promueven la participación de las elecciones junto al PJ, y finalmente otros que mantienen contactos con referentes del PRO local.

Quienes forman parte de Unidad Ciudadana pretenden conformar una lista, tener un candidato y participar de las elecciones. Sostienen que en base a lo que se refleja en la política nacional y provincial, son la única opción que se presenta como oposición a Cambiemos. El nombre que encabece la nómina puede surgir del seno kirchnerista, aunque no descartan la posibilidad de atraer a dirigentes de otros partidos que encajarían en la propuesta.

El Frente Renovador, por su parte, pretende tener su debut electoral en la ciudad. El grupo que tiene como referente a Sergio Massa analiza diferentes opciones, y una de ellas es que se presenta una lista propia en setiembre. El nombre con más fuerza es el de Diego Heredia, uno de los impulsores del massismo en la ciudad, resta sumar adherentes al movimiento para completar las listas de ediles y tribunalicios.

El tablero está sobre la mesa, los relojes comenzaron a correr, y los jugadores empiezan a definir cuál será la primer movida para quedarse con la partida.